jueves, 11 de enero de 2018

Admirable ejemplo de caridad

Cuesta en este mundo globalizado distinguir que es cierto y que no es y distinguir la mentira de la media verdad. Ya lo dice el refrán, "de lo que te digan no te creas nada y de lo que veas créete solo la mitad." Estamos inundados por noticias que reenviamos sin ser contrastadas, y que hacemos virales con nuestro simple gesto de compartir, y que buscan ganar influencia en determinados foros de opinión, o demonizar al alguien en cuestión de minutos.

Hay una manera de encriptar información y es rodearla de montones de información basura, por ello cuando encuentras una gema, es el deber de sacarla a la luz.

Esta carta la encontramos en el seminario popular ilustrado "Renovación", año IV, Numero 177, y es iniciativa del maestro de la escuela de Tordelpalo Juan López Villarreal, hombre muy implicado y dado a escribir en periódicos y seminarios, y del cual intentaremos escribir en futuras ocasiones.


Sin más, aquí transcribo la carta.

Con verdadero orgullo y profunda satisfacción publicamos la carta que sigue y que más que comentarios necesita imitadores, no sólo de la caridad de estos niños, sino también del celo de su maestro:

Escuela nacional mixta de Tordelpalo (Guadalajara), Ayuntamiento de Anchuela del Pedregal, Partido de Molina de Aragón. 25 de noviembre de 1929.- Excmo. Sr. Gobernador civil: "Muy señor nuestro: Enterados por nuestro maestro de que a los niños del Asilo de San Rafael se trata de rendirles un homenaje por haber dado su sangre para salvar de la terrible enfermedad Parálisis Infantil, que tantas víctimas ha ocasionado en los niños escolares madrileños, y como reconocemos que dichos niños solamente por estar refugiados en un asilo, son tan pobres como nosotros, y que se trata de darles a cada uno de dichos héroes (que así deben llamarse) un obsequio que pueda servirles para principio de un dote con que hacer frente a la vida cuando por su edad tengan que salir del Santo Asilo de San Rafael, sírvase V.E. señor gobernador, hacer llegar el adjunto donativo que por Giro-Postal remitimos a V.E. para engrosar la suscripción para dicho fin. Como creemos no seremos solos y que contribuirán a dicho fin casi todas las Escuelas, únanse a los demás donativos el nuestro, y quiera Dios sirva esta suscripción para que dichos heroicos niños les sirva para soportar una vida no privada de privaciones a estos desheredados de la fortuna. Reciba V.E. nuestro saludo y el de nuestro maestro y viva V.E. muchísimos años y reciba un fuerta abrazo de estos sus amigos que le quiere, respetan y adoran, Eustasio López, Emilia Rubio del Rey, Felisa Rubio del Rey, Julia Orea. - VºBº El maestro, Juan López Villarreal. Todas las firmas rubricadas. Lista de donativos: Maestro, 1'00 peseta; Eustasio López, 0'10; Marcelino Orea, 0'10; Juliana de Rey, 0'15; Pilar López, 0'15; Alejandra López, 0'15; Pedro López, 0'5;  Avelino López; 0'10; Crispina del Rey, 0'10; Eugenia Benito, 0'5; Clara Díaz, 0'5; Felisa Rubio, 0'15; Angela Orea, 0'25; Gregoria Martínez, 0'10; Candelas del Rey, 0'10; Cristina del Rey, 0'10; Lorenza del Rey, 0'10; Plácida Orea, 0'10; María Orea, 0'10, Miguel López 0'25; Urbano Díaz, 0'15; Julia Orea, 0'10; Anselma Orea, 0'10; Emilia Rubio, 0'15. Total, 3'75. (Es copia).

Qué paradoja que en pleno siglo XXI, estemos vacunados de enfermedad y humanidad.

Para saber mas:

"En 1928 se declaró en Madrid una grave epidemia de parálisis infantil. El director del Hospital del Rey, doctor Tapia aconsejó la aplicación del suero de convaleciente que neutralizara los efectos del terrible azote. Como el único establecimiento que existía en Madrid donde se trataba niños afectos de parálisis era el Asilo de San Rafael, a éste acudieron para que proporcionara sangre de los que padecían esta enfermedad. Todos los niños sin distinción se ofrecieron a dar su sangre para la curación de los niños madrileños"



¿Qué es la parálisis infantil?

Es una enfermedad infecciosa producida por un virus que ataca la medula espinal y provoca atrofia muscular y parálisis. También se le conoce como poliomielitis.

Después de que en 1908 los investigadores Landsteiner y Popper transmitiesen experimentalmente la poliomielitis a monos, se observó que los supervivientes eran resistentes a las inoculaciones posteriores. Este hallazgo sugirió el uso de suero de personas que habían sobrevivido a la poliomielitis para tratar a las que la padecían. Se utilizó el suero de niñ



os convalecientes desde 1911 hasta 1940 para intentar prevenir o mitigar la enfermedad, aunque no tuvo éxito. Lo mismo ocurrió, años más tarde, con los sueros preparados en caballos o chimpancés.

La primera vacuna segura para los tres tipos de polio (Salk) fue desarrollada e inoculada en 1954. La vacunación masiva y gratis llegó en España en 1964.





2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sandra, mi madre se llama Alejandrina López Orea y su padre era muy amigo de tu bisabuelo, también conoció a su mujer Teresa. Si quieres que te explique más cosas puedes contactar. Te dejo mi email mertxehospi1@gmail.com
      Mertxe Orea

      Eliminar